El reconocimiento facial del futuro

Quién no ha visto esas películas de ciencia ficción en las que el protagonista camina por la calle  o un centro comercial y unas cámaras identifican su cara y, automáticamente, se le ofrece publicidad personalizada. Ahora este “futuro” está más cerca pues la compañía japonesa Hitachi ha desarrolllado una sorprendente cámara de vigilancia que permite captar la imagen de una cara y compararla con una base de datos compuesta por más de 36 millones ¡en menos de un segundo!

Obviamente, para conseguir estos resultados no sólo hace falta una cámara tan avanzada. Es necesario disponer de un software capaz de procesar tal cantidad de datos. Por eso, han inventando una nueva tecnología de búsquedas algorítmicas que detecta caras que coincidan con las que acaba de registrar la cámara.

Aún así, si fuésemos el protagonista de estas películas, podríamos burlar a estas “entrometidas” cámaras ya que, para que el sistema desarrollado por Hitachi sea capaz de reconocer una cara, ésta no debe tener una inclinación vertical u horizontal superior a los 30 grados con respecto a la cámara. Asimismo, para que el software funcione correctamente, la imagen debe tener una resolución de al menos 40 x 40 píxeles.

Aunque, por otro lado, este software puede emplearse con cualquier fotografía que haya sido tomada desde un teléfono móvil, cámara digital o de video, dispositivo de videovigilancia…

Seiichi Hirai, ingeniero de Hitachi, comenta que la alta velocidad en el reconocimiento de las imágenes cuando se buscan coincidencias es posible porque su sistema va detectando las caras a medida que son grabadas por la cámara.

Vale pero, ¿para qué serviría? Pues, a parte de seguir machacándonos a publicidad (y encima mucho más personalizada) como al protagonista de la peli, se podría usar, por ejemplo, en los centros comerciales y la detección de ladrones, ya que en esos casos su sistema de vigilancia permite comparar una imagen con aquellas fueron grabadas en el pasado por la cámara. También para encontrar personas desaparecidas. Las posibilidades son inmensas pero, ¿y si esta tecnología cae en malas manos?

En el siguiente vídeo os explican cómo funciona la nueva tecnología de reconocimiento facial:

En fin, la polémica está servida: ¿Renunciarías a parte de tu intimidad en aras de una mayor seguridad? ¿Qué prefieres?

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*